Santander reúne a los creadores de las Smart Cities

El rector de la Universidad de Cantabria, José Carlos Gómez Sal, asistió ayer a la apertura del Grupo de Trabajo de la 'International Telecommunication Union' (UIT-T) que se reúne a lo largo de esta semana en el palacio de La Magdalena. Gómez Sal dio la bienvenida a este grupo de trabajo responsable de identificar los requerimientos desde la perspectiva de servicio en relación a la tecnología máquina a máquina, también denominada Internet de las cosas o 'Internet of things' (IoT). Una metodología que ha sido desarrollada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones-Telecomunicaciones (UIT-T), organismo perteneciente a la ONU y máximo responsable en la estandarización a nivel mundial en el ámbito de las redes y servicios de telecomunicación.

El despliegue masivo de tecnología 'Internet of Things' (IoT) en Santander de la mano del proyecto SmartSantander y otros que se están iniciando, proporciona un marco inigualable para dicho grupo de trabajo. A lo largo de estos días se discutirán las necesidades que emanan de servicios relativos a la salud, el transporte, etc; y el modo en que todos ellos pueden ser rediseñados con el uso de estas nuevas tecnologías.

También se abordarán modelos de referencia que permitan garantizar la interoperabilidad entre los diferentes servicios haciendo uso de tecnologías estándares. Hasta la fecha, se han celebrado cuatro reuniones que han tenido lugar en Ginebra (Suiza) donde tiene la sede la UIT-T, Beijing (China) y San José (Estados Unidos).

Santander se convierte durante esta semana en sede de estos debates con motivo del proyecto SmartSantander, que pretende convertir a la capital cántabra en modelo piloto de lo que debería ser la urbe del futuro. Mediante la digitalización de los servicios y la automatización de datos, la llamada ciudad inteligente pretende un objetivo claro, y que comprendería acciones como agilizar los servicios de urgencia o el transporte público, hasta ofrecer al ciudadano cualquier información en vivo de las ofertas culturales o gastronómicas de cada barrio. Todo en un plan que se enmarca dentro del proyecto Cantabria Campus Internacional y que ha implicado a varios agentes, entre ellos a la propia universidad y al Ayuntamiento de Santander.