Record de visitas en el Mobile World Congress

Cuando el año que viene regresen, Barcelona ya será capital mundial del móvil. De momento, queda un buen sabor de boca. El Mobile World Congress  (MWC) ha logrado atraer en esta edición a 67.000 visitantes, el 11% más que el año anterior, procedentes de 205 países. El impacto económico en la ciudad ha sido de 300 millones de euros, 25 millones más que en 2011, según datos de la organización. La asistencia es elevada en cantidad y calidad: 3.500 directores generales de empresas de telefonía móvil de todo el mundo han pasado por el recinto ferial de Montjuïc, en un congreso que ha reunido a las principales operadoras y empresas de la telefonía.

El año que viene el Mobile World Congress seguirá creciendo, esta vez en el recinto ferial de Gran Via. Además la Mobile World Capital estará en marcha para transformar la ciudad en un laboratorio de la industria en todos los sentidos. La organización espera tener cerrado en Navidad un museo, que podría instalarse en el edificio de Telefónica de la plaza de Catalunya, y un centro tecnológico.

"Esta edición ha sido un éxito fenomenal, se mire como se mire", ha declarado John Hoffman, director general de la GSMA, organizadora del evento. La feria dio cabida a 1.500 exhibidores y cubrieron informativamente el evento 3.300 medios de comunicación.

En 2013, la feria se trasladará a las instalaciones de Gran Via, con lo cual habrá un 50% más de espacio y se acabará con uno de los defectos que más han destacado los asistentes: la masificación en ciertos servicios y en algunas conferencias.