Logroño apuesta por un "smart change" en el área de transporte

El concejal de Transporte Urbano, Tráfico y Vías Urbanas, Francisco Iglesias, ha presentado este jueves la hoja de ruta de su Concejalía señalando tres objetivos principales como son el uso de las nuevas tecnologías, la aplicación Smart City y las mejoras en vías urbanas y transporte urbano.

En el ámbito del transporte urbano, el concejal ha destacado que "Logroño necesita un nuevo plan de transporte urbano" que sirva para compatibilizar a todos los colectivos. El objetivo prioritario es apostar por la integración de las nuevas tecnologías en los contratos. Por su parte, la plataforma Smart City servirá para unir los elementos que afecten al funcionamiento diario de la ciudad. El pilar básico de esta hoja de ruta será el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, PMUS, que se mantiene en desarrollo desde 2013. Este plan tiene como objetivo aglutinar el desarrollo urbano.

Iglesias ha destacado que el PMUS tiene "pautas muy generales" y que su objetivo es "que todos nos sintamos cómodos en Logroño". Dentro del plan se van a incluir el Plan Director de Transporte Urbano, el Plan Potenciador del Transporte Público, y distintos Planes de Movilidad. El Plan Potenciador del Transporte Público cuenta con distintas actividades como son la reordenación de las líneas de autobús en las estaciones de ferrocarril y autobuses; el ajuste en la oferta según la hora del día; la mejora de la información, vigilancia y localización en las paradas; la colocación de paneles informativos digitales en las paradas de autobús y la implantación del bonobus de familia numerosa y el bonopeque hasta los 10 años. "La medida estrella de este plan será la recuperación de las campañas de asfaltado" en las vías principales y las secundarias con mayor tráfico, dice Iglesias. Este es un plan a largo plazo que busca mejorar las vías de toda la ciudad.

Otra de las medidas que se va a llevar a cabo desde la Concejalía de Transporte Urbano, Tráfico y Vías Urbanas es la implantación definitiva y explotación del Sistema informático de Ayuda a la Explotación del transporte urbano para conseguir todos los datos de explotación. Otras medidas que se van a realizar son la mejora de la información que se emite y la señalización además de un punto de información y de recarga de tarjetas en la estación de autobuses. Dentro de las actuaciones en el transporte, el Plan Director de Tráfico Urbano busca abordar soluciones que faciliten el tráfico de Logroño y permitan adecuar las situaciones cotidianas. Además, se construirá una parada de autobús en Tirso de Molina, se mejorará el tramo Cadena-Herrerías y se remodelará un tramo de la calle Poniente. Uno de los objetivos de estos planes es "adecuar viales para las bicicletas", según Francisco Iglesias. Por último, se realizará también la remodelación y mantenimiento del Puente de Piedra y del Puente Práxedes Mateo Sagasta.