Las casas inteligentes mejoran el ahorro de energía

Cada vez más el consumidor esta interesado en los sistemas de control inteligente y es que la domótica es la que se encarga de la gestión inteligente de la vivienda, aportando confort, comunicación, seguridad y sobre todo ahorro energético mediante la gestión eficiente de la energía, favoreciendo el ahorro en electricidad y agua.

Mediante la incorporación de sistemas domóticos, podemos gestionar inteligentemente apertura y cierre de persianas o toldos, iluminación, agua caliente sanitaria, los electrodomésticos, aire acondicionado, sistemas de seguridad, sistemas de riego, etc., haciendo un mejor uso de los recursos naturales, utilizando las tarifas de menor coste, así conseguiremos reducir nuestra factura energética y ayudaremos al medio ambiente mientras ganamos en bienestar y confort.

Con el uso de sistemas de monitorización de consumos, podremos controlar el consumo energético de nuestra vivienda y ello nos permitirá modificar nuestros hábitos para poder conseguir una mayor eficiencia y ahorro en la factura.

Si todos nos concienciamos, con el ahorro y la eficiencia energética no sólo conseguiremos mejorar el medio ambiente y asegurar el abastecimiento energético, sino que también ayudamos a incrementar la competitividad del sector industrial. Tenemos que tener en cuenta que el consumo de energía de las familias en España supone un 30% del consumo total del país, el 18% corresponde al consumo doméstico (una familia española gasta aproximadamente unos 900 a 1000 € al año en consumo energético del hogar), es de hay, que es de vital importancia que nuestras pautas de comportamiento, son decisivas para conseguir que los recursos energéticos se utilicen eficientemente.

Gracias al avance tecnológico, la domótica de hoy ofrece mucha mas funcionalidad por menos dinero y son más fáciles de usar y de instalar, contribuye a aumentar nuestra calidad de vida, permitiéndonos cambiar las condiciones ambientales creando diferentes escenas predefinidas por el usuario, permitiéndonos la gestión integrada de los dispositivos que tengamos conectados mediante una consola portátil o incluso mediante el mando de la televisión, podremos controlar todo el sistema domótico cómodamente desde nuestro sofá o desde el ordenador de la oficina a través de Internet o incluso desde el móvil .

La domótica nos permite programar diferentes escenarios que previamente hemos ajustado a nuestras necesidades.

Una instalación domótica en nuestra vivienda en definitiva nos permite la gestión eficiente de la energía, podemos incorporar un control de calefacción y/o aire acondicionado por zonas o habitaciones, teniendo incluso en cuenta la ocupación de la vivienda, y manteniendo unos niveles óptimos de confort y bajo consumo, controlar las luces de una forma inteligente, tanto en interior como las del exterior de la vivienda, monotorizando las persianas o toldos, manteniendo la temperatura idónea, además de una buena gestión energética y lumínica. Además, detecta y elimina consumos latentes, como fallos, averías por sobrecargas. etc.,