Un robot de andar por casa

Igual de sencillo que comprar por internet, en unos años será posible enviar un mandato desde cualquier ordenador a nuestra casa para que un robot limpie el salón todos los días a la misma hora. La domótica y la robótica avanzan a pasos agigantados. Y no conocen límites.

El grupo de investigación Infobótica de la Universidad de Oviedo, el fabricante de equipos de domótica Ingenium y la empresa de Ingeniería e Integración Domótica da Vinci, desarrollarán el proyecto de investigación Dhcompliante II, sobre electrodomésticos inteligentes y robots que se integran en el hogar digital.

Es la segunda parte de un proyecto que se puso en marcha en el 2009. Si entonces la investigación se centró en buscar un mismo lenguaje para que los robots y las casas inteligentes se entendieran a la hora de dar y recibir órdenes, ahora, en esta segunda fase está previsto que se pueda validar ese lenguaje. “La idea es que si le dices que tiene que barrer la casa por la noche, lo entienda y no haya que hacer nada más. Solo dar la orden”, explican desde la empresa Domótica Da Vinci.

Para que funcione, el trabajo de las tres entidades se basan las fórmulas que ya existen en la robótica, en los electrodomésticos, la domótica, y el ámbito de la comunicación y que ya están desarrollados entre los robots.

La idea es que los robots y los electrodomésticos que cuenten con estas cualidades lleven un sello de calidad que certifique que tienen instalado de forma correcta el sistema universal, lo que permitirá al usuario identificar dichos productos en el mercado y a los fabricantes mejorar su posición frente a la competencia, ofreciendo equipos más seguros, eficientes e integrables en el hogar digital.

Se trataría de que, por ejemplo, desde un despacho se pudiera dar órdenes a sus electrodomésticos y a los robots. “Imagínese que una pareja tiene a sus hijos que están al cuidado de una tercera persona. Con este sistema pueden ordenar a la televisión que solo esté encendida en horario infantil, o para que vean un programa en concreto y así, sin estar en casa, controlar lo que vean sus hijos”.

En esta investigación no están solos. El proyecto cuenta con el apoyo del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio dentro del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional Feder.

Además, el proyecto se abrirá a las redes sociales. A través de twitter y facebook informarán de todos los pasos que vayan dando en la investigación. No es su única finalidad. También aprovecharán las redes sociales para pedir consejo a los internautas sobre qué actividades les gustaría que llevaran incorporados los robots.

La comunicación entre los tre socios --dos de ellos asturianos (Universidad e Ingenium)-- permitirá que los fabricantes que se adhieran a este sistema puedan poner en el mercado productos que de forma rápida y sencilla queden integrados en los sistemas de gestión del hogar digital. Para esta segunda parte, el grupo de investigación Infobótica de la Universidad de Oviedo, el fabricante de equipos de domótica Ingenium y la empresa de Ingeniería e Integración Domótica da Vinci, trabajarán mano a mano durante dos años.