Telefónica muestra un vestido inteligente que reacciona al entorno

Móviles inteligentes, coches inteligentes, relojes inteligentes... ¿Por qué no ropa inteligente? Telefónica ha presentado esta mañana en Barcelona un prototipo de vestido inteligente que no solo mide las constantes del que lo viste, sino que capta la información del entorno a través de sensores y analiza cómo afectan esas variables estos a las personas. Después, representa esas sensaciones en unos u otros colores.

Este vestido, denominado Environtment Dress, es el proyecto ganador del cuarto concurso Next Things 2015-Conducta, un desafío de arte y tecnología que impulsa Telefónica y el centro de arte LABoral, impulsado por los creadores María Castellanos y Alberto Valverde, artistas e investigadores de la Universidad de Vigo. La propuesta es aunar arte y tecnología en este wearable, y Telefónica ha acompañado a estos creadores durante seis meses para desarrollar el proyecto.

Los creadores aseguran que en el futuro los sensores se podrán incorporar a cualquier prenda
Elaborado con impresoras 3D, al vestido se le pueden acoplar diversos sensores (polvo, luminosidad interior y exterior, temperatura, presión...) con imanes, que recogen los datos y los envían a la red. El vestido viene acompañado de una aplicación móvil en la que el usuario puede mostrar su estado de ánimo, y después el vestido muestra cómo se sienta en cada momento el usuario a través de luces o alarmas. El vestido aprende a medida que el usuario lo utiliza y relaciona los datos con los de los sensores.

La idea de los creadores, que han exagerado los sensores a propósito para enforcar el wearable al mercado del arte, es que en el futuro estos sensores puedan comercializarse, mucho más reducidos, para adaptarlos a cualquier prenda de ropa, o que alguna compañía los integre directamente en sus productos textiles.