Schneider Electric gana el segundo premio en el Little Box Challenge
6 enero, 2017 por
Domonetio

Schneider Electric, especialista global en gestión de la energía y automatización, ha ganado el segundo premio en el Little Box Challenge, una competición global organizada por Google y IEEE . El desafio proponía diseñar y construir un inversor de batería 10 veces más pequeño que los actuales. El inversor es el dispositivo que permite convertir la energía de paneles solares y baterías en corriente alterna para los hogares y edificios. Los participantes tenían que ser capaces de crear un inversor de 2kW reduciendo su tamaño actual –el de una nevera de picnic- hasta aproximadamente el tamaño de una Tablet (655 centímetros cúbicos).

Los inversores tienen una importancia cada vez más elevada para la economía y el bienestar de las personas debido al rápido crecimiento de los sistemas fotovoltaicos, las baterías y otras fuentes de energía. La reducción del tamaño de los inversores y de los costes de fabricación e instalación ayudará a aumentar el número de hogares con sistemas solares, a hacer más eficientes las redes de distribución y facilitará el acceso a la electricidad en zonas remotas.

Los inversores de corriente contínua a corriente alterna están presentes en muchos de los productos de Schneider Electric como los Sistemas de Alimentación Ininterrumpida (SAIs), los inversores solares y los variadores de velocidad. El desarrollo tecnológico en esta área es crucial para Schneider Electric ya que la compañía provee de soluciones a edificios, centros de datos, compañías eléctricas, infraestructuras e industrias.

Para la construcción de este prototipo super compacto, Schneider Electric reunió a un equipo global de expertos en tecnología y TIC, incluyendo a miembros de su programa Edison . Se optó por una aproximación industrial que priorizase la robustez y la eficiencia por encima del tamaño a fin de que el prototipo pueda llegar a fabricarse de manera sencilla y salir al mercado con un precio competitivo. Después de todo un año de investigación, la compañía entregó su prototipo en julio de 2015 y presentó cuatro patentes. El inversor presentado tiene el tamaño de una cámara compacta con un volumen de sólo 340 centímetros cúbicos (10cm x 8,5 cm x 4 cm), reduciendo prácticamente a la mitad el objetivo marcado en el desafío.

“Quedar segundos en esta competición reafirma una vez más el liderazgo tecnológico de Schneider Electric y nuestra capacidad para crear equipos diversos que juntos logran importantes innovaciones disruptivas como esta”, comentó el Director de Tecnología y Vicepresidente Ejecutivo de Schneider Electric, Prith Banerjee. “Tenemos el prototipo, ahora hay que trabajar para convertirlo en una realidad para nuestros clientes”.

Domonetio
6 enero, 2017
Share this post
Categorías
Editar
Archivar