Regeneración urbana a través de la incorporación de tecnología e innovación urbana

El Smart City Campus tiene la voluntad de concentrar empresas, centros tecnológicos y de innovación, universidades y otros agentes relacionados con la tecnología y la innovación urbana para promover sinergias, generar espacios de cocreación (incubadoras, laboratorios) y bancos de pruebas para soluciones urbanas.

Situado en el corazón del [email protected], integra importantes piezas del patrimonio industrial de Barcelona, como Can Ricart, La Escocesa y Ca l'Alier. La transformación urbanística de estos espacios en edificios inteligentes permitirá el mantenimiento y la revalorización de los elementos patrimoniales, que se complementarán con nuevas edificaciones; al mismo tiempo, aterrizarán nuevas inversiones de empresas como Cisco o Schneider Electric, centros de investigación del ámbito de las TIC y la sede del Barcelona Institute of Technology(BIT).

El BIT y el Smart City Campus son ejemplos de modelos de colaboración público-privada impulsados por Barcelona, que promueven la ciudad como plataforma de investigación y desarrollo de nuevas oportunidades de mercado que surgen de Barcelona Smart City. La implantación en la ciudad del llamado Internet of Everything(IoE), así como la búsqueda de nuevos modelos de negocio y las estrategias comerciales en el sector de las ciudades inteligentes, promueven y facilitan la cooperación público-privada, reforzando la competitividad empresarial y de la ciudad a nivel internacional.

Ca l'Alier: primer edificio icónico del Smart City Campus

La rehabilitación de esta antigua fábrica en un edificio inteligente y de cero emisiones representará mantener la construcción existente respetando el proyecto original, pero dotándola de elementos que conviertan el edificio en prototipo de hábitat energéticamente autosuficiente, con una gestión inteligente de los recursos y siguiendo unos criterios de construcción sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. En este nuevo espacio, las multinacionales Cisco y Schneider Electric ubicarán sus centros de innovación y desarrollo tecnológico.