Plan de eficiencia energética en la ciudad de Avilés

Los servicios municipales elaboraron el año pasado un mapa lumínico de la ciudad para identificar aquellos puntos que tenían una intensidad por encima de lo que marca el reglamento vigente. El objetivo del gobierno local, con el plan de ahorro energético, era «conseguir una luminosidad similar en todas las calles» entre las once de la noche y la siete de la mañana. Para ello, se decidió el pasado mes de junio desconectar de la red de alumbrado algunos de los puntos de luz. En unas zonas se apagaron la mitad de las luminarias; en otros puntos, un tercio de las farolas.

Excepciones

Por motivos de seguridad, quedaron fuera del «semiapagón» soportales, pasadizos, pasos de peatones, paradas de autobús, entradas de colegios y centros de salud y rotondas con tráfico intenso. Desde un primer momento también permaneció íntegramente encendido el alumbrado de la senda peatonal de la ría de Avilés.

Horarios

Avilés se queda a media luz, por semana, entre las once de la noche y las siete de la mañana. Los viernes y sábados, los apagones se producen entre las dos y las siete de la mañana.

Datos técnicos

El número de instalaciones que se apagaron en un primer momento fueron 202 cuadros de mando, que suponen unos 6.000 puntos de luz y que tienen una potencia de 765 kilowatios. El consumo anual del alumbrado público sin apagado era de 8,9 millones de kilowatios-hora por los que pagaban 1,39 millones de euros. Tras las medidas de ahorro, se consume 5.600.00 kilowatios-hora con un coste estimado de 930.000 euros. En total, se ahorra 3,3 millones de kilowatios-hora al año y unos 460.000 euros.