Nuevo hotel domotizado en Mallorca por Jung

Lejos de los grandes centros turísticos de Mallorca, en medio de la naturaleza, se encuentra el Castell Son Claret.
Este conjunto arquitectónico, compuesto por una casa principal que recuerda a un castillo y ocho edificios secundarios y establos, se remonta al siglo XVIII.
La antaño residencia de Don Gabriel Claret fue adquirida en el año 2010 por un multimillonario alemán de la logística que la reformó lujosamente.
En la actualidad, los huéspedes que necesiten descansar tienen a su disposición 38 habitaciones, una piscina de agua natural y una finca de 132 hectáreas de extensión.
El Castell Son Claret cumple con maestría el convencimiento de “El lujo del silencio”.

Por un lado, por su excelente ubicación en las montañas situadas al oeste de la isla.
Por el otro, por el carácter del hotel, que parece más bien una residencia privada.
Así, el amplio jardín invita a sentarse y relajarse en sus pequeños rincones entre almendros y árboles de cítricos.
La exuberante vegetación llama la atención ya desde el momento de la llegada, al pasar por la avenida de cerca de 300 metros de longitud flanqueada por palmeras y flores.
En el hotel mismo predominan los colores cálidos.
La madera oscura, los tejidos color crema y los suelos de mármol confieren un carácter refinado al ambiente.

El hotel está equipado con el sistema KNX de JUNG.
Con el controlador de estancia compacto KNX, pueden regularse individualmente la temperatura y la iluminación de cada una de las estancias.
Con los teclados de JUNG, las funciones KNX se controlan cómodamente por medio de teclas de mando grandes.
La instalación eléctrica con el diseño LS 990 en antracita apoya el cálido concepto de la decoración interior.