La Vall d’Uixó inicia el camino de las ‘Smart City’

Los ayuntamientos están en el centro del proceso de Smart City (ciudades inteligentes) y como tales tienen una doble función, deben habilitar políticas orientadas al desarrollo de las ciudades de forma eficiente y deben promover acciones para que las empresas privadas desarrollen herramientas para conectar a las ciudades con las personas. Así pues, el Ayuntamiento de la Vall d’Uixó ha desarrollado la campaña comercial “Descobreix una nova forma de conéixer el comerç de la Vall” . Organizada por el Área de Desarrollo Económico y Empleo con la colaboración de la Agencia AFIC, tiene como meta ”incorporar a la ciudad en la realidad de las ciudades inteligentes”, ha asegurado el concejal de Desarrollo Económico y Empleo, José Villalba.

“Más de 30 empresas se han sumado a esta campaña y aunque no es fácil apostar por algo que no se conoce, los ciudadanos de la Vall d’Uixó han demostrado así su valía como emprendedores en momentos como los actuales”, ha continuado el edil, quien ha destacado que la semana que viene los comercios participantes mostrarán los códigos en sus establecimientos.

El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó a través del área de Desarrollo Económico y Empleo y la agencia AFIC, seguirá en esta línea y en breve realizará más acciones formativas sobre la realidad aumentada y diversas aplicaciones

“La campaña se basa en la explotación y puesta en valor mediante las nuevas tecnologías, concretamente los QR por parte de los comercios, tal y como se ha explicado en las bases publicadas”, ha asegurado el edil.

El código QR es un código de barras bidimensional que permite almacenar gran cantidad de información, escrita o gráfica, tan diversa que puede ir desde un simple texto a localizadores geográficos, direcciones web, datos de contacto, así como enlaces a descargas de audio o video. Existe un gran número de opciones al ser un sistema muy versátil y fácil de adaptar a los requerimientos de las distintas instituciones o empresas. Actualmente, y gracias a que la mayoría de dispositivos móviles existentes en el mercado disponen de lectores de código QR, comenzamos a ver con bastante difusión su empleo en campañas publicitarias, promociones y un sinfín de usos de lo más variopinto.

La ciudad como soporte para la utilización de códigos QR resulta muy interesante. El espacio físico de la ciudad, sus comercios, sus edificios, su mobiliario, su patrimonio, es el tablero de juegos más amplio y diverso en el que se puede intercambiar información. Cualquiera de sus elementos es adecuado para colocar un código QR y ofrecer información al ciudadano.

“Con esta iniciativa la Vall d’Uixó es un referente de modernización de nuestras empresas y comercios y constata que los municipios no han de dejar de lado la apuesta por la tecnología y las ventajas que esta ofrece”, ha asegurado José Villalba.