La empresa de domótica Xial solicita un ERE temporal de quince meses

La empresa Xial Domotecnología ha solicitado al departamento de Trabajo la aplicación de un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal de quince meses ante el descenso de pedidos y consiguiente caída de la producción en los últimos meses. La empresa situada en el polígono de Villatuerta emplea a 32 personas, aunque no todas ellas se verán afectadas por el expediente. De los 17 operarios de producción, 14 entrarán en la regulación, mientras que de los 15 empleados del cuerpo técnico, sólo tres (dos administrativos y un ingeniero) podrán verse afectados por el expediente. En todo caso, se ha estipulado que cada uno de los empleados podrá cumplir como máximo un 60% de la regulación, con lo que se pretende equilibrar la carga del ERE entre la plantilla, según explicaron fuentes sindicales.

Como única alternativa la empresa puso sobre la mesa un ERE de extinción sobre tres o cuatro puestos de trabajo, una posibilidad rechazada de plano por los empleados.

Condiciones pactadas

Las condiciones fueron pactadas entre la dirección y los trabajadores la pasada semana, de forma que la asamblea dio su apoyo al acuerdo el pasado 14 de septiembre e inmediatamente después el expediente se envió a Pamplona. Se trata de un mero trámite, ya que si el documento está pactado entre empresa y trabajadores, la única facultad de la Administración es tomar conocimiento del mismo.

La regulación empezará a aplicarse en cuanto reciba el visto bueno del departamento de Trabajo y podrá extenderse durante un máximo de 15 meses. No se trata de la primera medida de este tipo que adopta la empresa, que en 2008 hubo de solicitar un expediente similar, que en aquel momento aplicó en un 80%. La coyuntura económica y la dependencia de Xial del sector de construcción está detrás de la necesidad de aplicar esta medida. Aunque se trata de una fábrica fundada por un emprendedor local en el año 1975 bajo el nombre de Ordoiz, en los últimos años la empresa ha reorientado por completo su actividad hacia el sector de la domótica con el desarrollo de productos propios. De ahí que tenga un amplio cuerpo técnico en plantilla que está constituido en su mayoría por ingenieros.

Precisamente este cambio motivó la construcción de una segunda nave de 2.000 m2 contigua a la inicial para instalar las líneas de montaje de los nuevos productos, una edificación que se terminó hace algo más de un año.

Cambio de perspectivas

Pero aunque se ha especializado en un sector con proyección de futuro y ha realizado una fuerte labor comercial, la crisis de la construcción y especialmente el parón en la vivienda nueva, han hecho mella en las perspectivas a corto plazo de la empresa, que aún así va a mantener su estrategia a futuro.

El cambio de escenario económico fue responsable, por ejemplo, de la congelación del plan de expansión con el que en el año 2010 pretendía añadir una treintena de empleos para lanzar los productos de domótica, una idea que se vio truncada y que, de hecho, se ha visto seguida de la necesidad de ajustar la plantilla a los actuales pedidos.

Un espaldarazo muy reciente

Al mismo tiempo que la empresa negociaba con los trabajadores las condiciones del ERE se cerraba una operación de crucial importancia para su futuro, una inversión de un millón de euros de Caja Navarra, que de esta manera se hacía con un tercio del capital de la empresa cuyo promotor y primer ejecutivo es el empresario navarro Joaquín Gimeno Alcalá. La entidad financiera navarra realizó en esta operación en el marco del Plan de Inversiones Navarra con el que se pretende apoyar iniciativas de carácter innovador. De hecho, las soluciones de domotecnología de Xial proceden de la I+D+i propia. Con esta inyección de capital, la empresa de Villatuerta podrá seguir desarrollando y comercializando sus soluciones.