La eficiencia energética permite a las granjas ganaderas ahorrar hasta 6.300 euros al año

El Instituto Enerxético de Galicia (Inega) ha llevado a cabo un estudio en diez explotaciones ganaderas gallegas para reducir los costes de funcionamiento e incrementar su productividad. La auditoría concluye que con medidas de ahorro y eficiencia energética estas instalaciones pueden ahorras más de la mitad de lo que gastan al año en energía, lo que se traduce en una media de 6.300 euros en la factura anual.

El director del Inega, Eliseo Diéguez, explicó en la presentación de los resultados que el consumo energético medio es de 150.000 kilovatios hora al año, unos 11.500 euros anuales. El ahorro conseguido aplicando esta batería de medidas alcanzaría el 54 % de esta factura energética. Entre estas medidas figuran, por ejemplo, utilizar intercambiadores de placas para el enfriamiento de la leche, lo que ahorra el 45 % del consumo del tanque de frío. Además de optimizar, con este proceso se mejora la calidad de la leche, al reducir el tiempo para bajar su temperatura.


El consumo de los tractores es el principal gasto energético de las explotaciones. No realizar un mantenimiento adecuado de los vehículos aumenta el consumo de combustible hasta un 25 %. También la iluminación es un apartado en el que se pueden conseguir ahorros importantes. Lámparas de bajo consumo, sistemas de control automático de la iluminación o detectores de presencia permiten reducciones del gasto de unos 200 euros anuales. Instalar las medidas recogidas en el documento en las más de doce mil explotaciones gallegas, apunta el director del Inega, «se traduciría nun ahorro enerxético de 16 millóns por exercicio», concluye.