La domótica contra el Alzheimer

La principal característica  que ofrece la domótica es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos en su hogar. En ese sentido es especialmente reseñable la labor que realiza en personas con Alzheimer pues, consigue ayudarles en su día a día para contrarrestar los efectos de dicha enfermedad.Así, destacan, por ejemplo, los sistemas que se encargan de controlar desde las luces, hasta el agua pasando por la seguridad y las persianas. De la misma forma existen otros que se encargan de recordarles a dichos pacientes las pastillas que tienen que tomarse o quienes han ido a visitarles.

Existen  otros dispositivos domóticos que se utilizan  para cuidar a las personas que tienen esta  enfermedad y que también tienen  problemas para desplazarse. En este caso, existen desde camas adaptables hasta armarios que tienen una serie de baldas giratorias.

Además  gracias a la domótica también se puede conseguir un control muy exacto de las rutinas diarias que tienen estas personas. Eso supondrá que  se avise cuando sea necesario al cuidador o persona encargada del enfermo pues es una forma de tomar medidas rápidas ante la posibilidad de que le haya ocurrido algo.

Los expertos están trabajando en unos dispositivos o sensores que se instalan en la ropa y que a través del nivel de sudoración de quien los lleva permite saber en todo momento el estado en el que se encuentra o si tiene algún problema.