ENOLUZ lanza al mercado los nuevos sensores para medición de calidad de aire, sensores de CO2 con tecnología inalámbrica EnOcean.

La tecnología de detección de estos sensores es óptica, miden la concentración de partículas de CO2 en el aire a través de un sofisticado principio de detección por el cual a través de una determinada longitud de onda se mide la concentración de dichas partículas y por tanto, la calidad interior del aire dentro de edificios y viviendas. Este tipo de medición es obligatoria en edificios cuyos usos son de espectáculos, como cines, teatros, salas de conferencias, gimnasios –según Normativa de Edificación RITE, de Instalaciones Térmicas en Edificios- y se recomienda en edificios de oficinas, guarderías etc…porque además de que está demostrado que una buena calidad del aire, permite mayor confortabilidad y mayor rendimiento en el trabajo, se pueden obtener grandes ahorros en ventilación de los edificios debido a que el consumo de la ventilación estaría ligado a la medición de la calidad del aire interior bajo lo que se conoce en sus siglas en inglés DCV –Demand-Controlled Ventilation o Control de la Ventilación bajo demanda. La realidad demuestra que la cantidad de aire fresco en un recinto o en un edificio depende del número de personas  o el grado de ocupación del edificio, debido entre otras cosas a que las personas exhalan también dióxido de carbono.

ENOLUZ sacará al mercado el próximo Octubre, esta versión de sensor de CO2 con el formato de comunicación en el protocolo MODBUS RTU, protocolo muy utilizado en la industria de la automatización.