Concurso en Barcelona para construir la primera manzana autosuficiente de la ciudad

El pasado Lunes 23 comenzó en Barcelona el Programa de Manzanas Auto suficientes, se trata de concurso público para construir la primera manzana de producción autónoma de energía de la ciudad, en el distrito de Nou Barris.

En la Comisión de Hábitat Urbano y Medio Ambiente, ha afirmado que se dará así la construcción de un edificio de producción autónoma de recursos energéticos en la manzana Valldaura, de 12.633 metros cuadrados ubicados entre paseo Valldaura, avenida Río de Janeiro y avenida Meridiana, y que está previsto que se termine en tres años.

Además, esta primera fase también incluye la construcción de otra manzana en un espacio de 12.000 metros cuadrados entre las calles Cristóbal de Moura, Marroc, Josep Pla y Puigcerdà, en el distrito de Sant Martí, que aún no dispone de fecha de apertura de concurso y que se terminará en cuatro años.

Estos edificios contarán con principios de autosuficiencia energética para alcanzar la máxima eficiencia en arquitectura y urbanismo, incorporando cubiertas solares, usos mixtos, calefacción conjunta por barrio, reciclaje de agua y instalaciones preparadas para vehículos eléctricos.

 Vives ha remarcado que el proyecto persigue que Barcelona "pivote alrededor de la autosuficiencia energética", y ha asegurado que se trata del primer paso de una economía verde enfocada a la ciudad.

El concejal del PSC Jordi Martí ha considerado indiscutible explorar las nuevas vías que propone el proyecto, si bien ha advertido al Gobierno municipal de que puede acabar cometiendo un "error de orientación estratégica si lo que pretende con la medida es cambiar el modelo de ciudad".

 Eduardo Bolaños (PP) también ha valorado positivamente la construcción de las manzanas al considerar que supone "un avance hacia la autosuficiencia de la ciudad".

Desde ICV-EUiA, la concejal Janet Sanz ha asegurado que la iniciativa es muy positiva y "gusta mucho" a su formación, si bien ha pedido que se detalle su vertiente económica y social, además de que incluya equipamientos como parkings para bicicletas.

 Para Jordi Portabella (UpB), la iniciativa es "adecuada y un acierto con los tiempos actuales y las necesidades de la ciudad", y ha pedido al equipo de Gobierno que trabaje para que el resto de la ciudad no quede aislada de las características que tendrán los nuevos edificios.