Certificación de instalaciones con el sello AENOR

Mediante el certificado AENOR podemos aportar un valor añadido a las instalaciones domóticas. Y buena cuenta de ello da la empresa de ingeniería AdR, con la entrega por parte de AENOR del primer certificado de producto.

La instalación en este caso posee un nivel de domótización 3 según la tabla de niveles de CEDOM y ha sido llevada a cabo con el estándar KNX. Destacar que durante todo el proceso de cetificación ha contado con la asesoría del fabricante Schneider Electric.

 

En este reglamento se recopilan todos los requisitos que debe cumplir la instalación Domótica para poder ostentar la Marca AENOR, trasladando a un documento práctico las especificaciones establecidas en la EA0026:2006 para instalaciones domóticas.

La Especificación AENOR EA0026: 2006 “Instalaciones de sistemas domóticos en viviendas. Prescripciones generales de instalación y evaluación”, publicada en noviembre de 2006, fija unas reglas de juego comunes para el sector, y promociona el uso de las buenas prácticas en las instalaciones domóticas. Además, la EA0026 sigue las directrices ya fijadas en la Instrucción Técnica Complementaria (ITC) 51 del Reglamento Electrotécnico para Baja

Tensión, desarrolladas más ampliamente y por tanto, de forma más práctica en la Guía de Aplicación publicada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (MITyC).

Con una certificación AENOR en una instalación domótica no sólo aportamos un valor añadido tangible sino que estamos llevando a cabo una excelente labor comercial y de marketing. Pensemos que un gran número de clientes potenciales no instalan domótica en sus viviendas atendiendo a razones de desconfianza tanto en la propia tecnología como en el servicio técnico posterior recibido. 

En esta linea, las ventajas que generará la Certificación son:

  • Para Promotores y Constructores: tener la confianza de que una tercera entidad independiente avalará que se ha seguido un código de buenas prácticas durante la ejecución y el mantenimiento posterior, pudiendo incluirlo en la memoria de calidades de la vivienda.
  • Para las Empresas Responsables de la Instalación: les permitirá diferenciarse de su competencia otorgando un valor añadido a su trabajo.
  • A los Usuarios: les garantiza que al adquirir una vivienda con una instalación domótica certificada hay un tercero que ha verificado que esa instalación cumple con la legislación vigente, además de disponer de un manual de uso y un servicio de mantenimiento.

La certificación, garantizará también el uso adecuado de la palabra Domótica ya que la instalación debe cumplir como mínimo con el nivel básico de domotización de acuerdo a los tres niveles definidos en la EA0026:2006. (En la web de CEDOM pueden consultar la tabla de niveles mencionada).

Las empresas que deseen obtener el certificado AENOR e incorporar la marca N en sus instalaciones de sistemas domóticos en viviendas, pueden consultar el procedimiento en el apartado de Normativa de la web de CEDOM.

Actualmente ya existen varias solicitudes de empresas que quieren certificar sus instalaciones domóticas, clara muestra del interés del sector por esta iniciativa que esperamos sea un agente dinamizador de la domótica en España.

Como archivo adjunto tenéis el documento que regula la citada certificación.