Bleninser geotermia proyecta una vivienda que combina geotermia, solar térmica y fotovoltaica

Bleninser ha construido en Pozuelo de Alarcón (Madrid) una vivienda unifamiliar de lujo y 400 metros cuadrados de extensión, que combina energía geotérmica, energía solar térmica y fotovoltaica.

Gracias a la instalación de una bomba de calor geotérmica –un tipo de energía que utiliza el terreno como una enorme pila- se realiza el intercambio de calor o frío. La geotermia se complementa con las otras dos energías renovables (solar térmica y fotovoltaica) para aumentar el rendimiento energético de esta vivienda.

El funcionamiento de las tres energías renovables a la vez es sencillo. El consumo de 19 kW que tiene la bomba de calor geotérmica para generar agua caliente sanitaria, calefacción, refrigeración y climatización de piscina, están cubiertos por la instalación fotovoltaica. Después, los captadores solares térmicos apoyan a la geotermia para cubrir los picos en el consumo de calefacción y agua caliente sanitaria. La instalación es, de esta forma, autosuficiente. Adicionalmente, el sobrante de energía generada es aprovechada para el resto de consumos de la casa, por lo que resulta muy eficiente y rentable.

Antonio Martín, director general de Bleninser, explica que “queríamos explorar las posibilidades que ofrece la combinación eficiente de la geotermia con otras energías renovables en la climatización de la vivienda. Los resultados que indican nuestras mediciones están siendo muy buenos. El cliente obtendrá unos ahorros de hasta el 90% en sus facturas de electricidad y gas”.

La obra ha consistido en la construcción de un campo de captación geotérmico cerrado vertical de 250 metros en total. La instalación se completa con 38 paneles fotovoltaicos para la generación de energía que están colocados en la cubierta del tejado, junto a los captadores térmicos.