Basalte lanza Auro, el nuevo detector de movimiento con regulación constante y termostato integrado

Auro es un detector de movimiento integrado: inteligente, rápido y casi invisible. Con un diseño completamente plano y con una altura casi inapreciable (1mm.), Auro cumplirá con las necesidades de integrar el detector en cualquier tipo de decoración. Con un diámetro de 52 mm., Auro es uno de los detector de movimiento más pequeños del mercado.

Auro ha sido desarrollado para su uso en instalaciones KNX. Contiene un senor de luminosidad integrado. Dependiento de su ubicación, el detector de movimiento puede regular la iluminación en diferentes niveles, permitiendo así realizar regulación constante, activar escenas, conmutar la iluminación durante diferentes periodos de tiempo o manejar distintos umbrales de luminosidad. Por ejemplo, Auro puede ser programado para regular la iluminación durante la noche. Además, el led integrado puede ser utilizado como orientación en entornos totalmente oscuros.

Independientemente de la luminosdad, el detector de movimiento puede tambien controlar la ventilación de una estancia. Auro contiene un sensor de temperatura integrado, haciendo posible controlar la temperatura de la habitación sin necesidad de instalar un sensor de temperatura adicional. El sensor puede enviar una alarma de calefacción al exterior cuando la temperatura sobrepase un determinado umbral.

El lanzamiento de Auro es una buena noticia tanto para los arquitectos como para los usuarios finales. Su diseño extraplano se dirige hacia una integración elegante e invisible en cualquier espacio.

Auro encaja con la filosofía de Basalte de simplicidad, calidad y sutil excelencia.