Barcelona y Cisco se alían para convertir la ciudad en un modelo de referencia urbana sostenible

 El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y el presidente y CEO de Cisco, John Chambers, han anunciado un acuerdo de colaboración que contempla diversas iniciativas estratégicas diseñadas para reforzar el objetivo de Barcelona de convertirse en un modelo global de referencia en términos de desarrollo urbano sostenible.

Como parte del acuerdo de colaboración alcanzado en febrero de 2011 entre Cisco y el Ayuntamiento de Barcelona para transformar la ciudad en un referente en desarrollo urbano a través de la plataforma Cisco Smart+Connected Communities, Cisco apoyará la definición de un nuevo Protocolo de Ciudad (City Protocol) -que se creará a través del Instituto de Tecnología para el Hábitat de Barcelona (Barcelona Institute of Technology for the Habitat)-, y el desarrollo de nuevas soluciones tecnológicas para la próxima generación de servicios urbanos.

En el acto de presentación del acuerdo, el alcalde de Barcelona ha explicado: “Barcelona tiene el firme compromiso de convertirse en una ciudad inteligente y en un modelo de referencia en desarrollo urbano sostenible para el resto del mundo. Nuestra colaboración con Cisco, sus partners y terceros actores nos permitirá optimizar la calidad de vida de los ciudadanos y reducir costes operativos a la par que revitalizamos nuestra comunidad y fomentamos el crecimiento económico a largo plazo mediante la innovación tecnológica y el emprendimiento”.

Por su parte, John Chambers, ha destacado que “la colaboración entre empresas y Administraciones es un elemento clave para impulsar el crecimiento y la innovación. A través de su visión Barcelona 2020, la ciudad de Barcelona está aprovechando esta oportunidad para utilizar la tecnología como base para su transformación económica y social y para convertirse en un modelo de referencia a escala global. Felicito a Barcelona por su iniciativa y estamos orgullosos de que se haya contado con Cisco como un partner estratégico en este proyecto”.

Entre las principales claves del anuncio, destaca el City Protocol, un sistema de certificación que permitirá medir la eficiencia y calidad urbanas mediante indicadores que abarcan aspectos estructurales, funcionales, sociales y de sostenibilidad, con el objetivo final de definir políticas, procesos y proyectos que impulsen la evolución de los entornos urbanos a corto, medio y largo plazo. El City Protocol podrá ser adoptado por cualquier ciudad del mundo y ya ha sido refrendado por el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts).

Cisco colaborará con el Ayuntamiento de Barcelona, BIT para el Hábitat y otros partners estratégicos en el desarrollo de este modelo de referencia global para Gobiernos, consistorios, planificadores y desarrolladores que deseen convertir los núcleos urbanos en ‘ciudades inteligentes’. El City Protocol incluirá informes, estándares, descripciones de servicios y otros modelos de ciudad inteligente.

Asimismo, desde el Instituto de Tecnología para el Hábitat de Barcelona (BIT for the Habitat, BIT para el Hábitat), el Ayuntamiento creará una nueva Fundación encargada de fomentar la innovación en nuevos servicios urbanos mediante nuevos esquemas de colaboración con empresas.

Entre los objetivos de la Fundación se incluyen impulsar la competitividad y la investigación en nuevos servicios en aquellos sectores económicos considerados estratégicos para Barcelona y su área territorial, especialmente los relacionados con las ciudades inteligentes, el crecimiento sostenible y la regeneración urbana; atraer la colaboración pública y privada para promocionar estos proyectos y actividades dentro y fuera de Barcelona; y fomentar la investigación, el desarrollo, la consultoría y la formación a escala global en materia de desarrollo de ciudades inteligentes.

Cisco también trabajará con el Ayuntamiento de Barcelona y diversos partners locales y globales para desarrollar y probar servicios urbanos de próxima generación a través de proyectos piloto en Barcelona. En primera instancia se desarrollarán siete pilotos y una Sala de Control Urbano (City Control Room) sobre una misma Plataforma de Distribución de Servicios (SDP, Service Delivery Platform) y arquitectura de red.

La colaboración de Cisco tanto en los servicios urbanos como en el trabajo de la Fundación BIT para el Hábitat será coordinada desde el nuevo Centro de Innovación de Cisco (CIC, Cisco Innovation Center) que estará ubicado en el nuevo Campus de Ciudad Inteligente (Smart City Campus) en el distrito [email protected] de Barcelona en los próximos meses.