Ahorro energético de manera inteligente

Las instalaciones de sistemas de control inteligente contribuyen a la reducción del consumo de luz en las edificaciones del país. Diferentes países como España, Italia y los EEUU han sido referencia para varios ecuatorianos para formar sus empresas en el país a través de franquicias de construcción e instalación de sistemas inteligentes.

Esta técnica, que sirve a los consumidores para controlar de manera tecnológica todos los servicios que poseen en su vivienda, también ofrece seguridad. Diferentes compañías como Beticino, Siemex, Lutron y Jhonson se encargan de realizar las instalaciones inteligentes en el país.

Otra de las empresas especializadas en construcciones de este tipo es ISDE (Ingeniería de Sistemas Domóticos y electrónicos). Esta franquicia española, a diferencia de las anteriores, no obligan al cliente a adquirir los productos de su propia empresa sino que las instalaciones las realizan en los artefactos que prefiera el usuario.

Mi inversión inicial fue de aproximadamente $500 mil. Con eso fabrique la sala demo para que los clientes puedan apreciar en que consiste mi trabajo,

dijo Marcelo Escobar, propietario de ISDE Ecuador.

Domótica, explica Escobar, significa casa inteligente (domo:casa- tica:automática), es decir, esta empresa está especializada en la instalación de sistemas inteligentes en diversas construcciones. El sistema de luz eléctrica, así como el del gas y agua se pueden controlar desde un teléfono celular.

La luz inteligente se puede instalar en su domicilio a partir de los $130 y una alarma desde $300, sin embargo, son sistemas que sin el control del fuego o agua brindan confort más que seguridad,

comentó.

Según Escobar, en el Ecuador no se acostumbra la prevención de fugas de gas o agua ya que

son los sistemas de control que menos se instalan pero son necesarios,

añadió.

El pasado 21 de marzo, ISDE se encargo de la construcción del sistema inteligente en el aeropuerto de Latacunga y según estudios realizados por la constructora de la terminal aérea, el consumo de luz se redujo en un 35% debido a que las instalaciones estaban programadas únicamente para utilizar la cantidad necesaria.

Si es que la instalación del servicio inteligente se realiza en todo el edificio, cuando está en construcción, el ahorro energético será del 20% al 40% aproximadamente, y cuando se instala solo en una casa o departamento la disminución es del 5%,

dijo.

Sin embargo, existen otras opciones como la ubicación de un medidor que indica la cantidad exacta de consumo para que el usuario empiece a reducir el gasto.

El paquete completo, más económico, tiene el costo de $700 e incluye: control del termostato, detector de presencia, sonda de agua, detector de fuego, gas y humo, contador de agua y medidor de luz.

Asimismo el corte automático de agua y gas por medio de un censor y el control de la climatización.

Los metros de extensión de la vivienda no son el determinante del precio. El costo está establecido sin importar si es un departamento o una casa grande,

acotó Escobar.

De acuerdo a las necesidades del cliente se podrán adaptar las diferentes soluciones que brindan las empresas del país.