El Ayuntamiento de Granada se pasa al coche eléctrico para ahorrar un 60%

Se hará de forma paulatina. El Ayuntamiento de Granada ha decidido reformar el parque móvil municipal y cambiar los vehículos con motores que utilizan combustibles fósiles (gasoil y gasolina) por otros que sean exclusivamente eléctricos, lo que puede suponer un ahorro del 60% en los costes de combustible y un 80% en los de mantenimiento.

El alcalde en funciones y concejal de Contratación, Juan Antonio Fuentes, justifica que el Ayuntamiento «se pasa a los vehículos eléctricos» para rebajar costes y porque tiene la «obligación» de contribuir al «ahorro energético».

El Ayuntamiento de Granada ya tiene cuatro coches híbridos en su parque móvil, que han dado un resultado «excelente», pero ahora pretenden que no sean motores mixtos, sino que su funcionamiento sea del cien por cien eléctrico. Fuentes indica que también se habían comprado tres coches que funcionan con gas.

En este momento el Ayuntamiento prepara lo que será una oferta pública para encontrar alguna empresa que se convierta en la proveedora de estos vehículos mediante el procedimiento conocido como 'renting'.

Fuentes indica que el municipio de Granada «fue pionero en la incorporación de coches híbridos, que en comparación con los 'normales', han logrado una reducción de más del 60% en cuanto a emisiones contaminantes se refiere, y un ahorro de más del 20% en el gasto en gasolina». Los coches híbridos funcionan con electricidad por debajo de 50 kilómetros por hora y, por encima, conectan el motor convencional.

En cuanto a la repercusión en el coste de mantenimiento, los coches de gas han conseguido una reducción del 20% en el coste. «Con los eléctricos el ahorro es de más del 60% en su mantenimiento».

«Estos datos nos ha animado a dar un paso más, analizando los nuevos modelos que ofrece el mercado, totalmente eléctricos, de cuatro plazas. La experiencia piloto nos ha permitido comparar un vehículo 'normal' con los eléctricos durante un mes y la reducción en mantenimiento es de un 20% más que los híbridos, un 80% más que los de gasoil». La diferencia de costes es abismal. Un coche de esas características técnicas consumirá 5 litros de gasolina cada 100 kilómetros, lo que cuesta alrededor de 7,5 euros, mientras que el coche eléctrico tiene un coste de 1,5 euros por cada cien kilómetros.

Fuente: 
Ayuntamiento de Granada
Enlace: 
www.granada.org

Share this post