historia

Piedras en el frasco

Un experto asesor de empresas en Gestión del Tiempo quiso sorprender a los asistentes a su conferencia. Sacó de debajo del escritorio un frasco grande de boca ancha.

Lo colocó sobre la mesa, junto a una bandeja con piedras del tamaño de un puño y preguntó: - "¿Cuántas piedras piensan que entran en el frasco?".

Después que los asistentes hicieran sus conjeturas, empezó a meter piedras hasta que llenó el frasco. Luego preguntó:

- "¿Está lleno?"

Todo el mundo lo miró y asintió. Entonces sacó de debajo de la mesa un cubo con pedregullo. Metió parte de éstos en el frasco y lo agitó. Las piedrecillas penetraron por los espacios que dejaban las piedras grandes.

El experto sonrió con ironía y repitió:

Distribuir contenido