Incendios forestales detectados con tecnología inalambrica

La problemática de los incendios forestales, podría paliarse gracias a la tecnología inalámbrica. Este tipo de tecnología son  una oportunidad para hacer más eficiente el trabajo de las instituciones y trabajar en la prevención de incendios  más que en el combate contra este tipo de incidentes. Todo, gracias a un joven recién  titulado de la carrera de Ingeniería Civil en Computación e Informática de la Universidad Central.

Se trata de Luis Felipe Opazo Ramírez quien con su proyecto “ZigBee” pretende revolucionar y hacer más eficiente la gestión a través de un modelo que permite monitorear y recolectar datos del medio ambiente, además de mejorar los canales de comunicación para una pronta reacción a los casos de incendios forestales.

Se me ocurrió hacer este proyecto porque en las noticias siempre aparece el combate, pero no la prevención. Por eso, y pensando que estamos en una era rica en tecnologías, diseñé un modelo que sistematiza y automatiza los procesos a través de una red que transporta datos en forma inmediata y expedita, informando en tiempo real, permitiendo que la reacción de los brigadistas sea eficiente

comentó Luis Felipe.

Agregó también que el proyecto permite realizar monitoreos sin importar las barreras físicas, es utilizable en el exterior, soluciona el problema de acceso al medio ambiente (sin impacto medioambiental), constituye una red en malla que soluciona el problema de las comunicaciones y es muy económico en comparación a la magnitud que representan este tipo de desgracias.

ZigBee es el nombre de la especificación de un conjunto de protocolos de alto nivel de comunicación inalámbrica para su utilización con radiodifusión digital de bajo consumo, basada en el estándar IEEE 802.15.4 de redes inalámbricas de área personal (wireless personal area network, WPAN). Su objetivo son las aplicaciones que requieren comunicaciones seguras con baja tasa de envío de datos y maximización de la vida útil de sus baterías. Puede utilizarse para realizar control industrial, albergar sensores empotrados, recolectar datos médicos, ejercer labores de detección de humo o intrusos o domótica.

Se espera que los módulos ZigBee sean los transmisores inalámbricos más baratos de la historia, y además producidos de forma masiva. Tendrán un coste aproximado de alrededor los 6 euros, y dispondrán de una antena integrada, control de frecuencia y una pequeña batería. Ofrecerán una solución tan económica porque la radio se puede fabricar con muchos menos circuitos analógicos de los que se necesitan habitualmente.